viernes, 16 de mayo de 2008

ALOPECIA












Todos nacemos con un bulbo piloso cuya cantidad, forma y grosor del cabello varía, dependiendo de nuestra herencia, aquí nace el cabello y se va extendiendo a través de cada folículo piloso y emerge a nivel capilar, crece continuamente hasta caer algún día (este proceso puede durar de 2 a 8 años según el trato que reciba el cabello y el lugar que ocupe en la cabeza). Si el cabello es sano después de caer nacerá uno nuevo con la misma fuerza, grosor y textura.



Alopecia es el nombre con el que se designa la caída relativamente abundante y precoz de cabellos que aparecen previamente debilitados por obstrucción folicular. El proceso, en la gran mayoría de los casos, comienza en los folículos “A” en ambos laterales de la frente, y los folículos “B” en el vértice del cráneo (coronilla). Para que los folículos "C" (parte trasera de la cabeza), se caigan o debiliten, tiene que ser por trastornos muy fuertes a nivel nervioso, inmunológico o químico, o la cobinación de varios.








¿Qué la causa?

La alopecia se puede producir por:

  • Alteraciones nerviosas (estrés) o emocionales (mala evacuación del sistema nervioso).
  • Fármacos.
  • Anomalías congénitas del cabello.
  • Factores genéticos – hereditarios.
  • Alteración del sistema inmunológico.
  • Traumatismos (golpes, quemaduras, cicatrices).
  • Cambios hormonales (embarazo, lactancia, menopausia, adolescencia).
  • Problemas tiroidales.
  • Tracción del cuero cabelludo (moños, colas, peinados muy apretados).
  • Tricotilomanía (placer al arrancarse el cabello).
  • Falta de oxigenación (gorras, pelucas, extensiones, etc.)

¿Cómo ocurre?

Si por cualquiera de las causas posibles, o por varias de ellas ha comenzado el proceso de alopecia, el nuevo cabello que emerge en relación con el anterior al que sustituye, será un poco más delgado, crecerá a un ritmo lento y tendrá un período más corto de vida. Cuando a su vez este cabello se caiga y sea reemplazado por otro, el nuevo aparecerá mostrando características aún más declinantes, será más débil, más fino, más lento en su crecimiento y se caerá más rápido.

Alopecia Androgenética
(o calvicie común)



La alopecia androgenética o hereditaria solamente afecta el patrón masculino ya que la misma está compuesta de dos aspectos el gen que es la parte hereditaria y se puede heredar hasta la décima generación hacia atrás, sea paterna o materna más el andrógeno que es la hormona masculina y al unirse con el gen, forma una enzima llamada 5alpha-reductasa ésta, va a provocar la caída del cabello, comenzando por los folículos a), luego los b), los únicos que mantiene son los c), todo lo anterior, conlleva un cambio en el pelo y en el cuero cabelludo que miniaturiza el cuerpo del cabello, y el folículo produce poco a poco cabello más fino y de diámetro pequeño, tipo vello.

Con progresivo debilitamiento del cabello del cuero cabelludo, se disminuye la producción de pigmento y el área afectada puede parecer calva mucho antes de que se pierda totalmente el cabello. También se ve afectado el ciclo del cabello: se observa una reducción del número de cabellos en anágena (fase de crecimiento) y un aumento relativo de los folículos en telógena (fase de reposo).

Los folículos “C” tienen mayor irrigación sanguínea, mayor flujo vitamínico y por lo tanto es bastante difícil que se vayan a caer, de no ser por un problema de disminución en el sistema inmunológico (el bigote, la barba, el vello del pecho y todo el resto del cuerpo son parte de los folículos C). Si se actúa a tiempo, se puede detener el proceso de caída del cabello, e incluso recuperar el cabello perdido.

Alopecia Androgenética en los varones


La caída del cabello puede ocurrir en cualquier momento, incluso antes de la pubertad; aunque normalmente, si no interviene otro proceso químico o nervioso, no deberá iniciar antes de los 40 y 45 años. Con la edad varían los niveles de hormonas masculinas (andrógenos) y el cabello sigue cayéndose en la parte superior del cuero cabelludo. El grado en que progresa esta caída del cabello puede variar notablemente entre distintos individuos sin importar la edad.

No existen elementos que permitan predecir cuánto cabello perderán los varones con alopecia androgenética, aunque las personas que comienzan a perder el cabello entre los 20 y los 30 años de edad, tienen más probabilidades de perder una mayor cantidad que aquellas otras en las que la caída del cabello comienza en edades más avanzadas. También se observan diferencias en la incidencia de los patrones de calvicie entre los diferentes grupos étnicos.

Sólo con el choque gen-andrógeno se produce la enzima 5 alfa-reductasa.

La mayoría de las mujeres no sufren de alopecia androgenética, (aunque porten el gen hereditario) porque no contienen en su cuerpo un exceso de andrógeno (hormona masculina), por lo tanto no se produce dicha enzima. Si por alguna razón la mujer tuviese un exceso de andrógeno y además el gen hereditario, entonces sí presentará calvicie androgenética, como un caso aislado.

En los varones que llegan a edades avanzadas (70, 80 años) y nunca se les cayó el cabello es porque no heredaron el gen de la calvicie y aún cuando en su cuerpo exista el andrógeno no habrá choque gen-andrógeno para producir la enzima 5 alfa-reductasa.

Debemos dejar claro que este gen o parte hereditaria, se puede trasladar de generación en generación, al igual como se heredan otras características: color de ojos, estatura, nariz etc.




Alopecia hormonal en la mujer


La alopecia hormonal en las mujeres, suele observarse por primera vez, entre los treinta y los cuarenta años, en los embarazos o en la lactancia. Es muy posible que se inicie en momentos de cambios hormonales. Si sucediera antes de esta edad se debe a padecimientos ováricos, incluso pre-púberes, que se arrastran a lo laro de la vida.

En la alopecia hormonal femenina, se tiende a presentar una reducción difusa de la densidad del cabello en toda la parte superior del cuero cabelludo, esto puede ser a causa de trastornos ováricos, una premenopausia o la llegada de la menopausia.

Alopecia Areata




La alopecia areata, tiene dos modalidades: la areata total universal y la areata parcial.

La alopecia areata total o universal se caracteriza por la pérdida total del cabello tanto en folículos a, b y c, como en todo el vello del cuerpo.

La alopecia areata parcial, se caracteriza por la pérdida del cabello en parches o círculos en una o varias zonas del cuero cabelludo, o en otras partes del cuerpo.

Los factores o causas que están asociados con su desarrollo son: las reacciones inmunes inespecíficas, las reacciones autoinmunes específicas de ciertos órganos, y el estrés emocional. Y este problema puede presentarse tanto en hombres como en mujeres ser causado a cualquier edad incluso desde el vientre de la madre.

La alopecia areata tiene un desarrollo impredecible. En ocasiones, el cabello vuelve a crecer en un período de semanas, mientras que en otros casos, la enfermedad progresa y se produce una pérdida total de cabello en el cuero cabelludo y en el cuerpo. Pero con el tratamiento de Tricobitriogenesis todo este trastorno es 100% recuperable.


1 comentario:

Anónimo dijo...

muy interesante e informativo...